Follow by Email

viernes, 12 de agosto de 2011

MIL AÑOS

MIL AÑOS

Nome importa su amor...pero me importa,
no la quiero extrañar...pero la exraño,
el dolor de perderla me hace daño,
¿Puede el alma seguir, si lo soporta?

Hoy me puedo marchar a ese infierno,
donde los mismos demonios ya me atraen,
hasta las sombras oscuras se contraen,
cuando queman el alma en fuego eterno.

Lo que habia de mi fe, quedò acabada,
no profano palabra o reproche,
lo formado en ayer se fue a la nada.

Le entregue todo el ser en derroche,
me dejò caminar y caminar, en jornada,
y envejeci mil años..en una noche.

JESUS ALBO

No hay comentarios:

Publicar un comentario