Follow by Email

lunes, 25 de noviembre de 2013

DORMIR

DORMIR

Se va en el tiempo
aquello que parece ser
y no es..
Es como el vacío del alma
en la búsqueda de si mismo
o de la nada..,
Aparentar ser luz
sentir que es luz
y vivir en las tinieblas
cruzados los deseos..

No ser..
Ni forma real
ni espíritu completo...

Naturaleza infame
que niega el camino
brumas que no permiten ver
la aberración de la misma esencia.

Sentir el abismo 
creyendo que es real
no percibir la esencia del día
y solo la desolación
del interno yo que muere...

Confundir el amar
con el deseo soñado..
Viajar..
Viajar fingiendo que se llena el alma
y confundir sentidos y afectos
con la cortesía de la estancia..,

Desear el licor de un cuerpo
en la fingida sonrisa..
Un desprecio callado
entre dos mundos
donde solo queda del camino
el olvido..,
el desdén..
Mejor seguir durmiendo
y fingiendo...
Dormir..

JESUS ALBO

miércoles, 6 de noviembre de 2013

INOLVIDABLE

                INOLVIDABLE
Inolvidable...momentos que han pasado
en el infinito sonreir de la aurora,
muy intensos suspiros ha dejado
en la entrega febril de cada hora.
Inolvidable...Vivir lo que ha soñado,
cuando triste corazòn tanto adora,
y sabe que esperar siempre a su lado
es expresar el amor que se demora.
Cada instante que el alma sosobra,
se quedan en la jaula los deseos,
y nada del ayer ahora nos sobra.
Seguimos por la vida en los paseos,
construyendo en pedazos la gran obra
de amar, y olvidar esos recuerdos feos.
JESUS ALBO

domingo, 3 de noviembre de 2013

FIRME

FIRME

Tomé el puñal para cortar mi pecho
Y lo alejé de inmediato de mi lado,
Sentí temor de ensangrentar el lecho
Donde  sedoso  cuerpo había adorado.

Vino a mi mente como luz del día
El recuerdo de los instantes del pasado
Y pensé que morir era una cobardía
Dejando en sueños lo que habías amado.

Debes luchar – me dije – contra todo,
Y si haz de morir que sea en contienda,
Si el corazón nunca ha tocado el lodo
Debes hablar de amor y que te entienda.

Si esa mujer contempla todo a su modo
Si hay razón con la razón se enmienda,
Yo soy guerrero que no doblega el codo,
Un buen jinete jamás suelta la rienda.

Por eso ahora al tenerla en mis brazos
Siento su cuerpo radiante de dulzura
Y quiere el deseo hacerla mil pedazos
Y en desnudo cuerpo llenarla de ternura.

JESUS ALBO