Follow by Email

martes, 1 de abril de 2014

SIN OLVIDAR

SIN OLVIDAR.

Reconozco que el dolor no acaba
con el silencio que se torna oscuro,
pueden pasar las horas de los tiempos
y el olvido no llega cuando quiero.

Podré fingir mil veces que no la amo
y negar ante el mundo que me mira,
la amo con el alma en cada instante
en cada aliento que mi ser respira.

Esa paz que presento es fingimiento,
es sonreír cuando por dentro lloro,
es tenerla en la mente cada instante
y sentir dentro de mi.., su abandono.

JESÚS ALBO