Follow by Email

martes, 15 de julio de 2014

EN TINIEBLAS

EN TINIEBLAS

El sol que había en el alma se ha perdido
se fue en la noche oscura del dolor,
no se que cosas andará buscando
pero me he quedado en la tiniebla
recordando cada instante de su amor.

Las horas siempre van a la carrera
y el espacio para amarla se agotó
se fue al silencio sin decir nada
como si mi alma también la condenara
a sufrir el desengaño del amor.

Nunca lo supo pero mi ser ardía
se quemaba en los infiernos de pasión,
y esperaba que al amanecer del día
entendiera ese mundo de mi amor
porque llegó a mi vida y alentó una primavera
que fue divina cuando estaba en su esplendor
y el tiempo..,siempre el tiempo que camina
en la mente de la que espera se agotó..

Y el sol que había en mi alma se ha perdido
se fue en la noche oscura del dolor

JESUS ALBO

lunes, 5 de mayo de 2014

MAÑANA

MAÑANA

Ahora que me haz perdido
no imaginas que te amaba,
como nunca lo había hecho,
pero sobran las palabras.

Se que al tenerte conmigo
estarías muy satisfecha,
con ilusiones vigentes
con una nueva cosecha.

Mañana será otro día
donde al fin tomes en cuenta,
que aquello que vas dejando
te daría la vida eterna.

No tendrá amor, ni nada
pensarás en el tiempo ido
y yo estaré en otros brazos
sin pensar que haz existido.

JESUS ALBO

martes, 1 de abril de 2014

SIN OLVIDAR

SIN OLVIDAR.

Reconozco que el dolor no acaba
con el silencio que se torna oscuro,
pueden pasar las horas de los tiempos
y el olvido no llega cuando quiero.

Podré fingir mil veces que no la amo
y negar ante el mundo que me mira,
la amo con el alma en cada instante
en cada aliento que mi ser respira.

Esa paz que presento es fingimiento,
es sonreír cuando por dentro lloro,
es tenerla en la mente cada instante
y sentir dentro de mi.., su abandono.

JESÚS ALBO

sábado, 1 de febrero de 2014

VENIA DEL MAR

VENIA DEL MAR

La miré de frente, la tenia muy cerca,
cada paso suyo me hacia palpitar,
Miraba sus labios, la tierna sonrisa
y sentí aquel aire que venia del mar.

Yo me quedaba , como ave en la brisa,
buscando un refugio en donde ocultar,
porque mis anhelos se fueron perdiendo
por el ave aquella..que venía del mar.

JESUS ALBO