Follow by Email

martes, 4 de diciembre de 2012

EN UN DIA

EN UN DÍA

En un día como este
nuboso y hasta frío
cuando sentía la vida
que gustos no me daba

Llegué por vez primera
a las puertas del templo
y llamé desesperado
llorando de tristeza.

Sentí que ahí mi mundo
por fin se terminaba
mas apareció de pronto
una luz en esa nada.

Se abrió aquella puerta
que mi deseo esperaba
y entré.., como profano
y vi a la hermosa dama.

Un cielo de ilusiones
un mundo de esperanza
la muerte a mi tristeza
sentí que ya la amaba.

En un día como este
recuerdo que no acaba
la tengo aqui en la mente
y no la borra mi alma.

JESUS ALBO


No hay comentarios:

Publicar un comentario