Follow by Email

jueves, 8 de diciembre de 2011

      A LA NADA
 
Solo un momento en que se fue al silencio,
eterno se hizo el tiempo compartido,
fueron muchos fantasmas del infierno,
que llegaron en casacada para herirme,
cuando solo fue un instante lo perdido.
 
Miré la inmensidad.., ¡Lejano astro..!
Sus luces reflejaban relucientes,
otras llamas vibraban en el cielo,
sin llamar atención por ser tan vanas,
que confunden los sueños de la mente.
 
Ella estaba confundida con la espera,
sin comprender el alma atormentada,
y la palabra llegó en aquel silencio,
traía la esencia sutil de la tormenta,
y con decirme te amo..,Fui a la nada.
 
JESUS ALBO
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario